Irfanview, imprescindible visualizador y “retocador” de imágenes

Voy a presentarles al “poderoso y chiquitín” Irfanview. Hace ya unos años trabajo con él en la redacción de un diario digital, y actualmente se convirtió en un buen aliado de las tareas fotográficas. Es pequeño, poderoso y gratuito. Además cuenta con traducción al español.

No voy a detenerme en las características del programa, éstas las encuentran en cualquier lado. Vamos directo a su utilidad práctica en diversas situaciones relativamente comunes para los fotógrafos y todos aquellos que acostumbran a trabajar con grandes cantidades de imágenes.

Voy a mostrarles como es el procesamiento por lotes, pero el programa tiene miles de funcionalidades que voy a omitir por ahora. Por ejemplo, permite una edición básica de fotografías, reproduce videos y permite editar datos Exif.

Tratamiento por lotes

Cada vez que hago fotos sociales de casamientos y/o cumpleaños, acostumbro a mostrar todas las fotos que saqué para que los clientes elijan las que más les agrade. Es casi una estrategia, porque mientras más fotos muestro, más fotos compran. Por consiguiente, laburo con grandes flujos de imágenes.

Por supuesto, les entrego un disco con las fotos. El problema de esto es que hay que resguardar el trabajo. No puedo entregar los archivos originales porque cualquiera imprimiría las fotos o las distribuiría sin mi autorización, (con el obvio perjuicio a mis honorarios).

Es aquí cuando entra en acción el pequeño Irfanview.

La herramienta de procesamiento por lotes es muy útil para cambiar la resolución de las imágenes y generar un archivo pequeño, transportable y (lo más bello) inutilizable más que como una previsualización.

Otros usos

El procesamiento por lotes también es práctico al momento de cambiar el peso de las imágenes para utilizarlas posteriormente en internet.

En la redacción digital en la que trabajo lo utilizamos desde hace un tiempo. El cambio de resolución, tamaño y peso de las fotos genera archivos mucho más “livianos” que los generados por el clásico “Photoshop”.

En otras palabras, es muy práctico para subir grandes flujos de fotos (para galerías, por ejemplo), o para subir archivos a redes sociales.

Vamos a ver como se realiza en procesamiento de fotos por lote con el programa.

Tutorial para procesamiento de fotos por lote con Irfanview

1. Abrí el programa y presioná la tecla “B” (Batch) del teclado. Inmediatamente se te va a abrir una ventana como esta: 

2. Desde ese panel podés optar por una simple conversión por lote, por un renombrado o por la conversión y el renombrado de los archivos tratados. Por el momento sólo vamos a seleccionar la opción “Conversión por lotes”.

3. En “Opciones de Conversión por lotes”, vamos a tildar la opción de “Usar opciones avanzadas” y pinchamos en el botón “Opciones”. Se abrirá la siguiente pantalla:

4. Allí seleccionamos la calidad de salida de las imágenes. Aquí no hay fórmulas preestablecidas. Cada uno verá que calidad le resulta más adecuada para su tarea. Yo generalmente la utilizo al 70%, para obtener “calidad y liviandad” para internet.

5. Tildamos las opciones que deseemos. Si no entienden esto, no marquen nada. (Básicamente es para modificar o mantener los datos Exif). Clic en aceptar.

6. Ahora pasamos a las opciones avanzadas. Se nos abrirá una ventana como esta:

Allí tildar el casillero “Redimensionar” > Establecer nuevo tamaño > Cambiar uno o ambos lados a > Aquí establecer el ancho al que se redimensionarán las fotos. Para la web yo utilizo 600 o 700 píxeles de ancho. (El casillero alto puede quedar vacío para que se redimensionen proporcionalmente al ancho de la imagen). Clic en “Mantener relación de aspecto (proporcional)” y clic en Aceptar. Si se les dificulta este paso, copien los parámetros que se ven en la imagen.

7. Seleccionamos el “directorio destino” de salida de nuestras imágenes haciendo clic en “examinar”. Luego seleccionamos las fotos que queremos tratar desde el explorador de la ventana. Clic en  “Agregar” o ”Agregar todo”.

8. Clic en “Comenzar”.

Listo. Las fotos procesadas irán al directorio que elegiste en el punto 7. Parece complicado pero no lo es. Además el programa guarda el seteo que realizamos, así que no es necesario realizar todos estos pasos la próxima vez que uses el programa. Sólo vas a necesitar hacer los pasos 1, 7 y 8.

Espero que les sea de utilidad. Para mi es un aliado irremplazable.

Descargá el Irfanview

Sitio oficial Irfanview (desde acá podés bajar el programa, traducciones y plugins)

Anuncios

La luz (parte II): La calidad y los tipos de reflejo

En esta entrada vamos a completar la información que dimos acerca de la luz. ¿Qué tipos de luz existen?, ¿Qué es la calidad de la luz?, ¿Que tipos de reflejos hay?. Trataremos de resolver estos interrogantes para que los tengas en cuenta al momento de tomar una fotografía. Es importante conocer estos conceptos porque te van a ayudar a mejorar tu técnica y conseguir los resultados que esperabas.

Al grano. Existen dos tipos principales de luz y comparten una serie de características que vamos a repasar.

  • Luz natural: La producida por los rayos del sol, la que impacta sobre nuestras cabezas día a día.
  • Luz artificial: es la que se “fabrica” o se produce a través de objetos luminosos producidos por el hombre.

Ambos tipos poseen lo que se conoce como calidades de luz. La calidad de la luz no debe confundirse con la intensidad. La calidad de la luz depende de la distancia entre el objeto y la fuente de luz. Aquí entra en juego la regla del cuadrado inverso, que veremos en entradas posteriores. Pero a grandes rasgos podemos adelantar que si se modifica la distancia entre la fuente de luz y el objeto, la cantidad de luz que llega a un objeto se modificará. Pero para ser más claros, repasemos los tipos de calidades de luz:

  • Luz dura: Es la que produce un gran contraste de escena. Genera mucha sombra dura y genera una gran saturación del color. La fuente de luz suele estar cerca. Es la típica luz de los días despejados al mediodía.
  • Luz suave: Aparece cuando la fuente de luz es de poca intensidad y está muy alejada. Este tipo de iluminación casi no da sombras y genera el predominio del volumen sobre las líneas del motivo.
  • Luz difusa: Este tipo de luz es de bajo contraste. No da sombras y el color se apaga. Por lo general su origen es de luz dura, pero se modifica a través de filtros (de manera artificial) o por la acción de las nubes en los días nublados (de manera natural).

(Las imágenes fueron extaídas de: Luz dura – http://www.flickr.com/photos/breakingdawn_09/3399303432/
Luz Suave – http://www.flickr.com/photos/patxilarrauri/4468000478/
Luz difusa – http://www.flickr.com/photos/cesarhz/1384775111/)

La luz se puede hacer rebotar para generar efectos de iluminación en nuestras fotografías y generar diferentes efectos para distintas situaciones a fotografiar. Cuando la luz impacta sobre una superficie y da sobre el motivo se pueden dar distintos tipos de iluminación a través de los reflejos:

  • Reflejo especular: aparece cuando la luz da contra una superficie pulida, como un espejo o el agua. Para que se produzca este efecto, la cámara se debe ubicar a 90º de frente a la fuente de iluminación. De esta manera se genera una superficie brillante sobre el motivo. La luz que produce es dura.
  • Reflejo difuso: se da cuando la luz choca contra una superficie no pulida. La luz que refleja no es dura.
  • Reflejo selectivo: cuando se hace reflejar la luz sobre una superficie de color que transmite el color al objeto.

Para terminar el capítulo de la luz, nos queda conocer los tipos de transmisión de la luz. Obviamente, la luz nos llega de distintas formas:

  • Transmisión directa: es la refracción a través del uso de vidrios o filtros.
  • Transmisión difusa: es cuando la luz se transmite a través de algún tipo de filtro.
  • Transmisión selectiva: para este tipo, la luz se transmite a través de filtros de colores.

Por el momento vamos a parar aquí. En entradas posteriores vamos a hablar sobre la ley del cuadrado inverso, una norma que utilizaremos con frecuencia cuando veamos técnicas de iluminación y nos adentremos al mundo de los objetivos o lentes.

¿Qué son los datos Exif?

Hace un tiempo que ya no veo fotógrafos con una libreta o cuaderno entre su equipo fotográfico. Esa era una rutina muy extendida entre los que buscaban cierta perfección en sus imágenes finales.  En esas libretas escrbían todos los parámetros que utilizaban para tomar una foto. Cuando estas finalmente quedaban plasmadas en el papel, ya existía una referencia en las anotaciones que indicaban cómo se tomaron esas imágenes.

Hoy en día los Exchangeable Image File o Exif nos permiten alivianar un poco nuestro bolso y dejar el cuaderno en casa cuando salimos a sacar fotos.

El blog profundidad de campo define a los datos Exif como “un estándar creado por la JEIDA para almacenar información con la mayor interoperabilidad posible entre dispositivos de imágenes”

Se trata de una serie de datos que se almacenan junto a tu fotografía que contienen información acerca de los ajustes se realizaron para tomar una foto y el modelo de cámara que se utilizó.

Estos datos son muy detallados y valiosos, ya que te permiten conocer los parámetros que utilizaste en cada foto. En otras palabras, tenés una lista con información precisa que te llevó a un determinado resultado en tu fotografía final.

Vamos a ver un ejemplo: Vamos a conocer los parámetros de la siguiente fotografía

Cascada patagonica

Entre la información que podemos tomar de la lista tenemos que utilicé una exposición de 1/5 segundos, un F22 (o dicho con menos precisión, un diafragma cerrado), una sencibilidad ISO de 100 y una focal de 22mm. También podemos conocer la fecha de la captura, la marca y el modelo de la cámara, la resolución, el autor, etc.


¿Cómo saber cuántos disparos tiene mi cámara?

Las cámaras tienen un desgaste natural por su uso, y existen ciertas piezas que sufren más estrés por su funcionalidad. Una de ellas es el obturador. Entre la información consignada en los exif está el número de disparos que tiene una cámara. O sea, la cantidad de veces que se accionó el obturador.

Estos datos pueden ser importantes para aquellos que tengan pensado comprar una cámara usada. Conocer la cantidad de disparos de una máquina pude decirnos mucho sobre la durabilidad que tendrá.

Hay que tener en cuenta que los fabricantes garantizan un número tope de disparos en la cámara. Toda esta información sumada a los exif puede alertarnos sobre la finitud del aparato y el tiempo que nos acompañará en la labor fotográfica.

¿Cómo obtengo los exif?

Hay una gran varidad de técnicas y sofware para obtener esta información. No voy a hablarles de programas que jamás utilicé, así que me voy a limitar a presentarles uno en particular que ha cubierto mis necesidades.

Se trata del Opanda IExif. Es una pequeña aplicación gratuíta que permite leer y editar los exif. Su simplicidad es increíble y tiene un entorno muy amigable. Su uso se limita a elegir una imágen desde un explorador y listo, al instante una lista repleta de información.

La aplicación se puede descargar sin limitaciones y de forma gratuíta desde su sitio. Una posible desventaja: está en inglés, aunque no representa una limitación mayor.

La materia prima de la fotografía: La luz (Parte 1)

luz

Como ya mencionamos, fotografiar es dibujar con luz. En consecuencia, es nuestra materia prima y sobre ella aplicaremos un proceso técnico creativo para obtener la imagen final.

No quiero ahondar en datos técnicos acerca de la luz. Pero sí quiero destacar algunas características para comprender la importancia que tiene en la fotografía.

Entender la luz es fundamental porque determina el clima de una foto. Crea el ambiente y masilla el sentido de una imagen.

La forma en que utilicemos la luz generará significados diferentes, por consiguiente, está íntimamente ligado con el mensaje que intentemos dar a través de nuestra fotografía.

En conclusión, la luz es una herramienta expresiva y de comunicación dentro de este arte.

Leer más de esta entrada