Que nunca te pase…

Anuncios

Yo prefiero las caras

Con mi amigo y compañero de aventuras fotográficas Néstor, solíamos hacer salidas a parajes o zonas naturales para sacar fotos.

La belleza natural de algunos paisajes, una buena composición y unos retoquecitos en la compu suelen arrojar buenos resultados finales.

Pero luego de muchas salidas (e incluso vacaciones) destinadas a sólo a la captura de imágenes en paisajes vírgenes, siempre termino separando 3 o 4 fotos. ¿Un acto reflejo?… ¡naaa!…. Esas 3 o 4 fotos suelen gustarme más que los 500 paisajes que capturé.

No hay vuelta que darle. Somos seres sociales y la aparición de una persona en la imagen cambia totalmente el sentido de un disparo. (… y si, en esas 3 o 4 siempre hay rostros).

En el disco duro de mi PC tengo miles de fotos de paisajes. Lugares hermosos, exóticos y “fotogénicos”. Pero cada vez que los veo me aburre un poco. Eso me hace pensar en que para ser un buen fotógrafo de paisajes hay que tener varias dotes, pero principalmente: Ser paciente, saber componer y saber procesar.

Definitivamente no soy bueno para los paisajes. Hay que trabajar demasiado para que una imagen tenga impacto. Creo que por eso amo fotografiar gente. Hacen el aporte semántico que tanto cuesta conseguir en otro tipo de fotografía.

La expresión, el contexto, las miradas… materia prima en estado puro para que los foteros hagamos reconstrucciones y reinterpretaciones expresadas a través del ojo de nuestra cámara.

Fotografiar personas te permite construir, reconstruir y deconstruir sentidos.

Las personas tienen una fuerte carga simbólica, demasiado atractiva para dejarla pasar. Arrastran historias, vivencias y mundo de la vida.

Por eso es que un buen día me dije: “el paisaje no es para mi. Yo prefiero las caras”.

Una de cal y una de arena

Bueno, luego de un largo periodo de inactividad, fotovOlante intentará retomar el rumbo. Cuestiones personales sumado a una pequeña cuota de holgazanería hicieron de el blog un espacio neutro.

Pero casi nostálgicamente me paseaba por el panel administrador periódicamente. Contrariamente a lo que me imaginé, fotovOlante tomó cierto impulso y mantuvo un ritmo de visitas muy considerable.

Las entradas más visitadas fueron las que contienen cuestiones técnico-teóricas necesarias para desarrollar una buena técnica fotográfica. Quizás este sea el camino que de ahora en más transite este blog.

Por el “cuelgue”, pido disculpas. Por las visitas, agradezco. Hasta el próximo post y buenas fotos!

Hora de cambiar

Hace más o menos un año y medio que convivo con mi Nikon D60. Es una reflex de gama baja o de entrada que cumplió fielmente ese rol conmigo: me hizo entrar al mundo de la fotografía.

La relación entre el humano y la máquina se hace muy estrecho en esta clase de actividades, dónde básicamente dependemos del aparato para poder llevar adelante nuestra tarea. Es algo así como la relación camionero – camión.

Amo mi Nikon, pero ya tengo decidido mi pase a Canon hace tiempo. Por esa razón descarté mis planes de compra de objetivos y accesorios nikon, y fui vendiendo los objetivos que tenía. Es hora de darle el relevo a mi querida D60.

Los fundamentalistas de la marca amarilla estarán decepcionados de mi actitud, pero considerando mis necesidades, Canon se adapta mejor a ellas. No soy de los que se pone la camiseta de una marca, incluso coquetee con la refinada Pentax K20D, pero finalmente y luego de muchas vueltas, me decidí por la Canon 7D. Obviamente no hay nada dicho y si el bolsillo no me lo permite, me voy a inclinar por la 50D o la inigualable D90 de Nikon.

A mi parecer la 7D está al tope del segmento. Es a lo más alto que se puede aspirar dentro del formato medio o de sensores APS-C.

Esta necesidad de cambiar apareció hace tiempo, pero ahora que intento desarrollarme como fotógrafo con más seriedad y profesionalismo, los detalles son determinantes, y el fin de semana lo descubrí.

Antes del sábado a la noche me molestaban algunos detalles de mi cámara: que es pequeña y dificulta el agarre, la ausencia de live view, captura de video o la ausencia de algunas funciones como bracketing. Nada que no me permitiera seguir sacando fotos con normalidad.

Durante el fin de semana una productora me encargó tomar fotos sociales de una fiesta y allí me topé de nuevo con las verdaderas limitaciones de mi equipo. El respetable nikkor 18-155mm f/3.5 – 5.6G ED, versátil, pero oscuro en algunas focales, junto a mi D60 tuvieron una extenuante jornada.

La luz de todas las locaciones y del salón era escasísima y me obligó a trabajar en sensibilidades altas. Opté por trabajar a 800 ISO y hacer la vista gorda al ruido que esta genera, con tal de ganar un par de puntitos de velocidad en la obturación.

Pese a que el resultado de las fotos fue bastante satisfactorio, me estoy volviendo bastante obsesivo con el tema del ruido en sensibilidades altas. La D60 ofrece un buen control, pero pasando las 400 iso es notable la perdida de calidad en las imágenes.

-Llegó la hora del cambio, de pegar el salto- me dije, quizás con más ánimo de apostar a esta pasión, o quizás buscando justificar la inversión que representa la 7D.

Sea como fuere, ya estoy jugado.

“Se culturizó en la Argentina que a los contenidos audiovisuales hay que pagarlos”

Hace unos días publicamos un video con parte de una charla del licenciado Luis Lázzaro, Coordinador General de la Autoridad Federal de Servicios de comunicación. En esa ocasión, Lázaro estuvo acompañado de Osvaldo Nemirovsci, Coordinador General del Consejo Asesor del Sistema Arg. De TV digital terrestre.

El encuentro tuvo como ejes la discusión de la nueva Ley de Servicios Audiovisuales, aunque también se discutió el tema de la televisión digital.

En coincidencia con el comienzo del mundial, el Gobierno Nacional hizo entrega de los primeros decodificadores de señal digital. Básicamente estos aparatitos convertirán la señal binaria digital a una señal analógica para que cualquier televisor pueda “leerla”.

La conversión a la TV digital es un hito tecnológico tan importante como la conversión del blanco y negro al color. Significa que impondrá nuevos estándares de trabajo y nueva tecnología a nuestra rutina como productores y televidentes. Por supuesto, se democratizará la señal y será más fácil acceder a distintas ofertas programáticas.

Ayer la Corte Suprema de la Nación revocó la medida cautelar dictada por la justicia federal de Mendoza. Esta medida suspendía la vigencia de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La decisión de la corte se basó en que ningún juez en la República Argentina tiene el poder de hacer caer la vigencia de una norma de modo general.

En este contexto, la conversión a la TV digital tiene otras consecuencias. Con la plena vigencia de la nueva ley de medios, habrá mayor acceso a la producción de mensajes audiovisuales, nuevas oportunidades laborales y un nuevo modo de participación en la programación de las emisoras, rompiendo con la unidireccionalidad que caracterizó a la TV.

Para redondear un poco el tema, les dejo un fragmento de la charla de Osvaldo Nemirovsci, dedicada a explicar como es esto de la TV digital. Lamentablemente, no pude capturar toda la charla, pero quizás el aporte pueda ayudarlos a comprender un poco más el fenómeno.

Increíble stop-motion de Super Mario realizado con notitas adhesivas

Ya hablaremos sobre la técnica stop-motion. Por ahora les dejo un video de un trabajo de un estudiante japonés. Se trata de un proyecto escolar que llevó dos semanas de trabajo y 5.000 yenes (que serían como 220 pesos argentinos). El resultado pueden verlo ustedes mismos. Un impecable trabajo que te va a recordar al clásico juego.

VIA: BoingBoing

Ley de servicios audiovisuales: Charla debate en Roca

El miércoles pasado se realizó una charla debate en la ciudad de General Roca. El tema convocante fue la nueva ley de medios, sobre la que tanto se habla, especula y miente. El principal problema que tiene esta medida es el desconocimiento general de la gente sobre el tema.  Esta ignorancia facilita a que ciertos poderes vulnerados por esta nueva normativa, contraataquen con informaciones incompletas y parcializadas.

En este contexto, los que no detentan el poder de un multimedio, intentan generar conciencia y conocimiento sobre la nueva Ley de Servicios Audiovisuales.

Estés a favor o en contra de la nueva ley, lo importante es que estés informado y que tus opiniones se construyan sobre la base del propio conocimiento y la información.

Actualmente la ley se encuentra “frenada” por dos recursos judiciales, y la ley de la dictadura sigue vigente. En otras palabras, seguimos como antes: favoreciendo la concentración y limitando las voces. Nuestra identidad local es atacada constantemente con mensajes centralistas y descontextualizados de nuestra realidad cercana.  Hoy nuestra cultura regional es ensamblada a través construcciones lejanas a nosotros y a nuestro entorno.

Decidí hacer este post en el blog para hachar más luz al tema y para conocer más sobre la Ley. El miércoles asistí a la charla debate en la Sociedad Española de General Roca y capturé unos minutos de video para subirlos. Los encargados de disertar fueron el Licenciado Osvaldo Nemirovsci, Coordinador General del Consejo Asesor del Sistema Arg. De TV digital terrestre y el Licenciado Luis Lázzaro, Coordinador General de la Autoridad Federal de Servicios de comunicación.

Aquí les dejo el extracto de la charla de Lázaro. El audio no es de la mejor calidad, pero las reflexiones de los disertantes son más que interesantes para empezar a generar una opinión propia sobre el tema.