Una foto de nada: 6 ideas básicas para que tus fotos transmitan mensajes

Foto de nada

Ejemplo de lo que NO se debe hacer

Cuando comencé a pensar la fotografía con más seriedad me di cuenta que mis fotos revestían una tendencia a no mostrar nada. Aunque parezca tonto, veo esa tendencia en muchos fotógrafos aficionados y profesionales.

La clásica idea acerca de la relación del todo y la nada encaja perfectamente en lo que quiero significar.

Cuando elegía mostrar todo en un encuadre, terminaba mostrando nada. Esto no significa que deje de considerar a los planos amplios o paisajes extensos como una unidad de sentido.

Lo que digo es que tenemos que pensar antes de accionar el obturador.

¿Qué es lo que quiero mostrar?, ¿qué quiero significar?, ¿qué voy a destacar y que voy a discriminar de la imagen que el visor me muestra?. Son preguntas símples que siempre deben rondar por la cabeza antes de tomar una foto.

En definitiva. Hay que pensar en el mensaje. Sacar una foto de nada es como pedir la palabra y no hablar. Un desperdicio de signos, y un disparo inútil del obturador.

Van unos tips sencillos para pensar mejor tus fotografías y obtener mejores resultados.

  • Durante el encuadre pensá en los objetos/sujetos que querés destacar
  • Pensá también en qué cosas del contexto aportan significación a tu foto.
  • Jerarquizá los objetos/sujetos en planos y utilizá el desenfoque selectivo como recurso.
  • Buscá elementos que aporten a la descripción de una situación. Muchas veces una mirada, un objeto, o una acción termina siendo determinante.
  • Probá puntos de vista diferentes o poco comunes.
  • El sentido del mensaje y de la foto se lo otorga el fotógrafo. El receptor de esa imagen también le da sentido según sus puntos de referencia. Pero tus fotos tienen que tener intencionalidad. Si el receptor construye el sentido de una imagen, el fotógrafo debe ser el arquitecto de ese sentido.
Anuncios